Citas y frases célebres de Paulo Coelho

Suele decirse que el destino no existe, ya que si fuera así le daría aires de necesidad a todo lo que hicimos, hacemos y haremos. Es decir, es indispensable la libertad. Sin embargo, eso no quita que uno se forje su destino, que lo construya paso a paso y que crea realmente en sus sueños. A Paulo Coelho siempre le interesó estar arraigado al arte y la escritura; aunque no a sus padres que apelaron a cualquier terapia extrema para disuadirlo. Cosas de la vida: con amor y querer, todo se puede. Aquí te presentamos citas y frases célebres de Paulo Coelho para compartir y conocer un poco más a este fabuloso novelista.

Imágenes con frases profundas de Paulo Coelho

Un autor no son sus dólares ganados, ni sus premios o menos sus ventas masivas (cuestiones posiblemente importantes, de todos modos). Es más que nada lo que nos llega, cómo nos encanta, nos arroba, le da sentido a lo absurdo, nos ayuda a seguir adelante.

Es que la lectura puede ser un absoluto sucedáneo de la felicidad. En sí, como la felicidad no existe nunca en sí misma, no tenemos más que sucedáneos o encarnaciones de aquella. Y así andamos por la vida, encontrando algo que nos instruya, que nos entretenga, algo que le dé sentido a lo que quizás nos parece tonto o absurdo.

Un escritor tiene un sentido muy fino de la vida. Donde deposita su mirada pocas otras lo hicieron. Es un escudriñador nato, intempestivo, que arremete ante lo poco conocido y así va por la vida, haciéndolo evidente para el resto. En rigor de verdad, son tantas las utilidades de la lectura que solo nos podemos maravillar.

La vida, entre otras tantas cosas, no es más que la búsqueda de la palabra justa. A veces carecemos de ella y se nos pierden sensaciones, explicaciones y hasta comprensiones. Es mejor, entonces, dejar que nos ayuden los verdaderos trabajadores de la palabra, que sin ser sofistas, ayudan de tantas maneras a la gente.

 

 

 

Hay algo en la lectura ligera pero fuerte, comprensible pero compleja de Coelho que recuerda sus juventudes cerca del periodismo. Este oficio es hijo de la rapidez y es difícil no encontrar las consecuencias del mismo en unas simples líneas de un hombre que decidió extender sus peregrinajes literarios.

La vida es arriesgar, desafiar, luchar, tropezar, fallar y así podríamos seguir por verbos similares. Todos ellos tienen algo en común: el intento. Así que quienes se quedan quietos y esperan que las cosas simplemente sucedan sufren dos consecuencias: se comportan como amebas y dejan peligrosamente que los otros, más pragmáticos, decidan por ellos.

Fracasar es terrible. Bah, eso nos han enseñado desde niños. Pero hay una mejor manera de vislumbrar esa coyuntura: fracasar es irremediable, porque el se humano si llega a la perfección es luego de un cúmulo de errores que se pulen. Es así de simple; Dios está más lejos de lo que pensamos, incluso para los creyentes.

Lo recto, lo directo, lo que no cuesta, suele ser lo que más agrada ¿No es que la satisfacción rápida era algo hasta ponderado de niños? Y en caso contrario, nunca entendíamos el no puedo o el fragmento de demora. De adultos, en cambio, hay que aprender a ser un poco más realistas, y eso implica que todo cuesta lágrimas, sudor y algo más (aunque somos exagerados, claro está).

Uno es lo que quiere uno o lo que quieren otros. Coelho abandonó la carrera de Derecho y desde niño soportó los peores tratamientos psiquiátricos porque justamente sus padres odiaban que fuera aficionado al teatro y a la música. Pero él sabía su camino y lo logró. Un hombre es lo que hace con lo que hicieron de él. Algunos realizan poco; otros muchísimo. Nuestro escritor brasilero era de los segundos.

Si eres bueno que lo sepan. La modestia no es buena, cuando tu brillo es natural y terrible en el buen sentido. A veces es peor la falta modestia, porque no tiene más que un sentido idiota: no herir a oído endebles y envidiosos en potencia.

La cuestión no es elegir lo difícil porque simplemente lo sea. No, pero sí escogerlo cuando sentimos que es nuestro camino, que la vida tiene sentido si nos topamos con esos meandros y elegir lo contrario en simplemente morir en lo adocenado.

Paulo Coelho fue prolífico en sus obras, pero también en sus tópicos. El amor, las decisiones difíciles, la envidia, la muerte, la vejez, la acción son temáticas traídas a colación una y otra vez. Lo trillado muchas veces no habla de un intelecto anodino, sino de alguien que dio en la tecla con una realidad bien humana.

El hombre es un animal fenomenal: ama, pero no saben si lo amarán; intenta, pero no sabe si lo logrará y así con todas las cosas. Hay indeterminación en todas partes, imprevisibilidad hasta en la materia y, sin embargo, sigue adelante. Es maravilloso ese pequeño testarudo, porque sabe que siempre hay pequeñas hendijas para la acción y los sueños.

Es una verdad física que el sonido no puede propagarse en el vacío, que siempre necesita un medio material ¿Y cuál es el vehículo de nuestros sueños? Desgraciadamente si quedan en la cabeza todo es bastante parecido que la nada misma; en cambio, la acción es el mejor medio de trasladarlos y convertilos en hechos reales.

Que la belleza del sueño no sea un asidero o medio para simplemente regodearte de ellos. No conviene convertirse en una especie de ente autista feliz con sus propias entelequias, sino que las mismas se conviertan en realidad.

¡Cuánto perdemos por miedo a perder! Es una frase que suele usar Coelho, una cifra exacta en lo que cae muchas veces el ser humano. Hay que intentar, hay que arriesgarse, hay que darlo todo. ¿Para qué te vas a guardar? ¿Qué necesidad tiene una reserva? Absolutamente ninguna, desde el hecho que lo único que tenemos asegurado es este presente inmediato y escurridizo.

A veces el silencio no viene mal, aunque más de un filósofo haya aclarado que es una locura cuando alguien tiene algo muy importante para decir. Sin embargo, el mucho hablar no genera nada ni nos conviene tampoco. Callar es una forma de decir, claro está.

Paulo Coelho fue activista de izquierda, a tal punto que quedó apresado por sus ideales. Hoy puede parecer raro: morir, arriesgarse, sufrir un poco por ideas ¿Es signo de superación el hecho de que lo consideremos descabellado? ¿O simplemente indica que el ser humano se ha rendido a la hora de conseguir un mundo mejor?

El dolor es malo, pero peor es acostumbrarse e incluso regodearse con él, que se vuelva un amigo al que invitamos a la mesa sin ningún problema. Eso sí es malo y hasta patológico. No decimos que no puedas vivir las tristezas (algo inevitable), sino que luego de escucharlas las superes o por lo menos lo intentes.

El miedo a perder es otro nombre del no actuar.

El amor debería ser algo, pero es tantas cosas al final. Por último, ya ni siquiera tenemos una definición de éste.

Tanto pánico no nos lleva a ningún lado. El quietismo en su mejor amigo.

Esperamos que estas imágenes con frases de Paulo Coelho sean de tu agrado, querido lector.

Citas y frases célebres de Paulo Coelho
Rate this post