Saltar al contenido

Frases de Amor para una Hija o Hijo

Nada más bonito que el amor profesado de una madre o padre a sus hijos, un querer genuino, espontáneo y que en verdad, desde su sencillez y ternura, no pide nada a cambio. A continuación presentamos tiernas y bonitas frases de amor para hijo o hija. 

Imágenes con frases de amor para una hija o un hijo

  • El mejor amigo de una madre o un padre siempre será su niño.
  • Y desde el primer momento que te vi, querido hijo, supe que serías la luz eterna de mi vida.
  • Desde el momento que tienes a tu niño dejas de ser tú lo primero en lo que piensas.

  • Un hijo puede hacer a su padre y madre mejor persona.
  • Siempre te amaré y nunca te faltará nada, querido hijo. Esa es una premisa tan irrompible como el sol.
  • Te amo hasta el cielo, querido hijo, y ya sabes que el mismo no tiene límite alguno.

  • Tenerte en mis brazos me da paz y me hace acordar que no vivo por mí solamente, sino sobre todas las cosas por ti, querido hijo.
  • Si para que sea padre necesariamente tengo que tener a mi niño, no solo hay un nexo lógico sino un lazo de amor indestructible.
  • Mi hijo es el camarada número uno de mis aventuras.

Reflexiones de amor para una hija

  • Los hijos son seres totalmente interpretables para un buen padre.
  • Eres mi princesa y siempre te protegeré de este mundo que a veces puede ser cruel.
  • Tú eres una bendición que me hizo nacer nuevamente, querida hija.
  • No hay nada más lindo que pensar que el día de mañana tú, hija de mi corazón, estés orgullosa de lo que ha hecho tu padre.
  • Nunca has tenido las manos tan ocupadas ni el corazón tan lleno de amor hasta que tienes a tu hija en tus brazos.

  • Cuando siento que no puedo más, miro a mis hijos y me doy cuenta que no solo lucho por mí, sino sobre todo lo hago por mis hijos.
  • Todo el vacío de mi vida lo llenan tus sonrisas, pequeña de mi corazón.
  • Con mi hijo siento que lo vacío se vuelve lleno, que lo oscuro luminoso y que los máximos obstáculos son pequeños inconvenientes que se pueden superar.
  • ¿Quieres ser mejor persona? Pues entonces ama a tu hija con todo tu corazón.

  • Eres, hijita mía, la princesa de mis sueños.
  • El amor de mi vida no me dice princesa, sino me llama mamá.
  • Te sostendré mis manos el tiempo que dure mi vida, pequeña hija.

Frases de Amor para hijos

  • Es increíble como algo tan pequeñito puede hacerte sentir algo tan enorme.
  • Sin mis hijos tal vez mi casita estaría limpia y mi billetera llena, pero seguramente mi corazón sería un páramo vacío.
  • Te amo y soy tu madre, y eso es tan perpetuo como el amor que siento por ti.
  • Desde el momento que traes un niño a este mundo te das cuenta que todo lo que creías en el pasado era tonto y obsoleto.
  • La vida con hijos tiene un sentido lleno, bonito y que no te saca más que sonrisas.

  • Querido hijo, eres el gran motivo para levantarme con una sonrisa cada mañana.
  • Eres la razón por la que me haces más fuerte, hijo, aunque sigas siendo mi debilidad.
  • Despertar con tu sonido diciéndome mamá, mamá, es lo que sintetiza lo hermoso de la vida.
  • Por más que pase el tiempo, el amor hacia ti no solo no cambia, sino que continuamente crece, mi niño.

  • La vida me ha dado un hijo, la vida supo entender y yo recibí todo.
  • Qué hermoso es hallar todas las mañanas esa carita tan perfecta que cree en mí y siempre espera lo mejor.
  • Hijo, eres la razón de mi existir y el gran motor propulsor para continuar.

Frases bonitas para un hijo

  • La vida de papá y mamá cambiaron con tu llegada. Ya no estamos solos; ahora somos una familia completa y feliz contigo.
  • Eres mi presente y serás mi más brillante futuro, lo mejor que pudo haberme pasado.
  • Tu alegría es mi alegría, tu corazón hace latir el mío.
  • Sin ti, querido hijo, soy como un beduino en el desierto sin agua.

  • La razón de un existir puede ser un proyecto, un sueño, un anhelo, un objeto especial; pero también y, sobre todas las cosas, la bendición de contar con la presencia de un hijo.
  • Creo en el amor a primera vista porque te amo desde el momento que te vi, querido hijo.
  • Y aunque la vida sea dura, a veces similar a una flor llena de espinas, querido hijo nunca te faltará nada.

  • Lo más bello que tengo en la vida me llena de felicidad y verdaderamente no tiene precio: es el amor de mis hijos. Gracias por tanto.
  • Si tengo a mi hijo de mi lado y su sonrisa cómplice, realmente siento que puedo con cualquier cosa en este mundo.
  • Mi hijo para mí es mi vida, porque siempre ha estado anudada a la mía.

Mensajes bonitos para una hija

  • La vida no siempre será fácil, pero no temas; nunca estarás sola porque me tendrás a mí.
  • No tengo ninguna duda de que serás una excelente hija y una mejor persona.
  • Daría mi vida sin supiera mínimamente que tu estarás en peligro, querida hija.
  • Por nuestros hijos damos el mundo y quizás algo más.
  •  No es fácil ser madre, querida hija; pero me conmueve desde lo profundo de mi corazón ser la tuya.

  • Con solo existir, enseñaste a tus padres a vivir.
  • Eres mi ángel, el que ha caído del cielo para enseñarme lo que es auténticamente bueno y lo que en verdad ya no vale la pena.
  • El amor que tú me das, querida hija, me llena de fortaleza y energía.
  • Cuando te digo te quiero, hija, no lo digo por costumbre, sino para recordarte que eres lo mejor que me ha pasado en la vida.

  • No se puede comprar la felicidad, sino que simplemente nace. En mi caso nace como producto del nacimiento de mi hija.
  • Desde el momento que has entrado a mi vida las sonrisas se multiplican y las tristezas se dividen infinitamente hasta el punto que no se sienten.
  • Gracias por enseñarme a ser un mejor yo, amada hija.

Frases cortas para un hijo

  • Mi único deseo es ver cómo creces fuerte, independiente y con un respeto por el otro sin igual.
  • Querido hijo, eres mi esperanza y también mi estímulo para continuar con esta batalla llamada vida.
  • Y desde el momento que has entrado a mi vida la oscuridad de la noche muestra sus estrellas más brillantes.
  • Nunca me rendiré contigo, porque hijo mío siempre serás lo mejor que me has pasado.

  • Aunque no medité tu llegada a este mundo, no tengo la menor duda que sin ti todo sería más triste y oscuro. Gracias por existir.
  • El Dios desde el cielo mira a mi niño y lo protege.
  • Cuando se conoce el amor a un hijo, entonces nos damos cuenta de manera verdadera que el resto solo era un simple remedo.
  • Pensar en ti, querido hijo, y automáticamente se me dibuja una sonrisa de oreja a oreja.

  • No solo cuando te di a luz, sino cuando se refieren a ti, me doy cuenta que desde mis extrañas a nacido un excelente niño.
  • Que la vida me dé siempre motivos para estar orgullosa de ti, querido hijo.
  • Eres una obra maestra de un pintor un tanto afortunado, querido hijo.

Curiosidades sobre el amor de una madre a su hijo

Madre e hijo, hijo y madre; aquí encontramos una relación de a dos que no se acaba jamás. Muchos podrán decir que es una cuestión cultural, ¿pero eso le quita realismo a esa situación? Una madre tiene a su hijo como su tesoro más preciado, el faro que ilumina sus noches más oscuras, su gran objeto de amor y un niño observa en la madre a una diosa hecha en carne y hueso, la aportante de alivios y seguridades, a un amor tan profundo y penetrante que seguramente lo intentará hallar en otras partes pero será una empresa infructuosa. El padre, en este sentido, no es una simple figura decorativa, aunque queda afuera de una díada que proviene desde los tiempos arcaicos, en esos de gestación en los que madre e hijo o hija eran un solo ser, para luego prolongarlo en el existir cotidiano.