Saltar al contenido
Imágenes y Frases Bonitas

Imágenes de Halloween con frases para la Noche de brujas

Muy acertadamente solía decir Blaise Pascal que el hombre se hastía ¿Será que es un ser aburrido por esencia? ¿O que se da cuenta que todo lo que realiza son simples mascaradas irrelevantes, que los sustantivo está en otra parte? No lo sabemos, pero nos hastiamos y tratamos de encontrar alguna cosa que hacer, un cargo para vivir, un entretenimiento para reír, amores que compartir y cuestiones por el estilo. Sí: también vivenciar hermosas festividades. Por eso aquí, bajo esa sintonía te dejamos imágenes de Halloween con frases para la Noche de brujas. Una conmemoración importante, con su trasfondo religioso y la diversión juvenil.

Imágenes con frases de Halloween

Una festividad asentada desde hace más de un siglo, con su mística, sus divertimentos y vueltas que apasionan. Sincretismo puro entre rituales celtas y celebraciones cristianas, todo producido por la mano del hombre que extirpa, emplaza, quita de un lado y pone del otro.

Los buenos momentos siempre serán mejores si los podemos pasar con nuestros seres queridos, porque en definitiva ya aprendimos esa verdad, a veces de modo amargo: la felicidad es sobremanera grande para uno solo. Vemos, vivimos y nos lamentamos que otros tan entrañables no estén; pedimos por su presencia, naturalmente.

El día de todos los santos es justamente una festividad cristiana que hace mucho hincapié en las figuras prominentes del cristianismo, sobre todo dentro del catolicismo. No hay que confundir con el Día de los Muertos, a escasos días de distancia, cuyo culto se centra justamente en la muerte y los seres fenecidos. De todos modos, Halloween hace un proco mezcla de todas esas festividades. 

Encontraremos un componente fuerte en Halloween de todo lo bucólico, un aire campestre que atrae mucho por más que se celebre en el centro de las grandes urbes del mundo ¿Y eso por qué? Eso se debe al componente céltico de la festividad, el cual justamente se abocaba al final de la época de las cosechas. Tenemos como figura por antonomasia la calabaza, hecha malvada con el paso del tiempo.

La muerte, el miedo, la oscuridad, siempre serán tópicos recursivos en el hombre, con consecuencias incluso nefastas si tan solo pensamos que hay gente que sufre racismos porque se cavila que lo negro tiene que ser malo ¿Quién lo determinó? Es difícil buscar una génesis de lo último, algo totalmente adentrado en el inconsciente colectivo de toda una sociedad ciclópea.

Pero Halloween no deja de ser una celebración para pasarla bien, tal vez con un componente mucho más comercial y entretenido en lo exclusivo que las fiestas de los Muertos, considerada por otros países como una cuestión más costumbrista, de proteger la tradición que otra cosa. En este caso que nos compete, no sería lo mismo.

La vida son instancias, está hecha de ese material frágil que se sostiene por los andamios de la memoria. No tenemos nada más, por mucho esfuerzo que hagamos en fundamentarnos en una linealidad que no existe ¿La moraleja existe? Claro que sí, sin tener métrica como una poesía o la facilidad del cuento: vivamos cada segundo porque son realmente eternos.


La muerte es un hecho y no podemos hacer nada con ella ¿Qué haremos? ¿Le miraremos la cara alguna vez desde la aceptación? Creemos que es lo mejor, sin llegar a fatalismos que agobien o morbosidades que afecten. La vida es vida si hay muerte y desde el momento que ya existimos, por más breve que sea nuestra estadía entonces, ya somos demasiados viejos para morir.

Aspecto peculiar de un hombre: le duele la muerte, la excluye; pero a su vez le interesa, quiere saber, vivirla por lo menos en tanto espectador ¿Pero por qué? ¿Es una especie de desesperación? ¿La zozobra nos transfigura en seres particularmente ansiosos? Sí, somos un poco de eso; así de complejas son nuestras realidades.

Los 31 de octubre se festeja Halloween, una festividad con fuerte raigambre en el mundo anglosajón, aunque hay que decir que ciertos sitios de Europa y América Latina lo están acogiendo sin ninguna dificultad aunque con menor masividad.

Por otra parte, de todos modos existen países anglosajones que no le dan mucha cabida, como es el caso de Australia y Nueva Zelanda. Las naciones, como suele decirse, siguen sus caminos y a veces son demasiado propios.

Brujas, arañas, calaveras, calabazas, zombies, muertos; un poco de todo para divertirse entre amigos y golosinas. Es que la vida son solo buenos momentos o mejor dicho nosotros somos los capaces de transformar las instancias en algo positivo. Nunca hay que olvidar el nivel de susceptibilidad que le damos a la existencia por propia cuenta.

Y sin embargo la muerte atrae, porque por más puerilidad que tenga la festividad, se desarrolla una cercanía, un mirar como quien no quiere la cosa, de soslayo; pero que lo hace de todas formas. Es una buena forma para que los niños vayan afrontando realidades, sin dar cabida a explicaciones rayanas a la tontería.

Faltan todavía algunos días para la festividad, pero siempre es bueno estar preparado para el acontecimiento. De hecho, el estar preparado da cuenta de las ganas, de la espera, de la realización que se lleva a cabo de manera sesuda. Nada de imprevistos con las golosinas, los encuentros y los trajes, por ejemplo.

Los juegos son modos oblicuos de atrapar la realidad cuando es muy cruenta, formas de entendimientos endulzados por si consideramos que el hecho en sí, bruto, puede llegar a ser algo fuerte. La muerte y toda su mística que la nimbra son buenos ejemplos para llevar adelante esa actitud. Halloween lo cumple a la perfección.

Halloween quiere decir literalmente vispera de todos los santos, es decir, cercanía de una festividad sumamente cara tanto para la iglesia romana, como la de raigambre bizantino-ortodoxa. Ahí se conmemoran todas las personas que salieron del purgatorio, fueron beatificados y se encuentran glorificados en la presencia de Dios, todo poderoso.

Halloween es una terminología proveniente del inglés antiguo, más precisamente de Escocia. Poco a poco, con el tiempo y su figura eminentemente comercial, se ha desarraigado de la celebración de todos los santos, que acaece al día siguiente, los 1 de noviembre de cada año.

Con la impronta del terror y la oscuridad se puede hallar todo en internet, lo mejor para llenarte de ideas a la hora de festejar Halloween ¿Y este año que harás? ¿Realizarás alguna nueva rutina?

Lo oscuro es el terror, el pecado, la culpa, lo siniestro y que no gusta; pero de algún modo nos acercamos a ello. Halloween puede ser en ese sentido el perfecto ejemplo de un acercamiento desde la puerilidad, como mero divertimento tomando una temática que siempre ha representado seriedad y hasta tristeza en el hombre.

Pero la muerte está, como la imposibilidad de todas nuestras posibilidades, así que lo mejor es no negarse ante semejante realidad inexpugnable. Que la juventud no maquille la presencia de lo que es inexorable. Lo que sí, hay una cosa cierta:  hay algo de seriedad y de madurez en la persona que vive sin ningún problema, pero la tiene en cuenta. Es auténtica su existencia.

Feliz noche de brujas para todos y todas.

Halloween es una perfecta oportunidad, casi como toda festividad de tinte carnavalesco, para invertir las realidades que tanto agobian, por lo menos por un momento puedes ser todo lo que imaginas.