Saltar al contenido

Mensajes Día de San Valentín 2020: Frases, Imágenes

San Valentín es una excepcional fecha para demostrar cariño y amor a esa persona que tan bien nos hace, que le da un salto de calidad a nuestro diario existir. En sintonía, presentamos frases, imágenes e información para el día de  San Valentín. 

Mensajes para el Día de San Valentín

  • Solo hay una felicidad en la vida: amar y ser amado.
  • El Día de San Valentín es el día del poeta.
  • Con un simple toque de amor todos se convierten en poetas. Feliz San Valentín.
  • Tus defectos son perfectos para el corazón que quiere amarte. Feliz San Valentín.
  • Los amantes, finalmente, no se encuentran en algún lado, sino que están el uno con el otro en todo el tiempo.
  • Una flor no puede florecer sin sol y el hombre no puede vivir sin amor. Felicidades por un nuevo San Valentín.
  • El arte del amor es en gran medida el arte de la persistencia.
  • El amor plantó una rosa y el mundo se volvió más dulce.
  • Que bonito es el amor, que lindo es encontrar a la persona que amas todos los días a tu lado. San Valentín ha llegado.
  • Feliz San Valentín. Eres el comienzo y el final de mi vida, la totalidad que amo con todo mi corazón.
  • Un matrimonio exitoso requiere enamorarse muchas veces, todas con la misma persona.
  • Feliz San Valentín. Que tu corazón encuentre ese hermoso combustible que lo hace latir y que de manera normal lo denominamos amor.
  • El amor no hace girar al mundo, sino el amor es lo que hace que el viaje valga la pena.
  • ¡Envejece conmigo! Lo mejor para nosotros está por llegar. Feliz San Valentín.
  • Si la vida vale la pena, es porque tengo un diamante en bruto como amante ¡Feliz y bendecido San Valentín!
  • Y Cupido, muy astuto, me flechó cuando te vi: no supe más que hacer en este mundo.
  • Es sorprendente lo poco que uno se siente solo cuando ama. Feliz San Valentín para ti.
  • Donde hay amor, hay vida.
  • Los esquimales tenían cincuenta y dos nombres para la nieve porque era importante para ellos, deberíamos hacer lo mismo nosotros con el amor ¡Feliz San Valentín para ti!
  • La vida sigue, seguramente, pero yo cada día te amo más y no lo puedo ocultar ¡Feliz San Valentín!
  • Nunca habrá suficientes te amo en este mundo.
  • Todo lo que necesitas en esta vida es amor y más amor en lo posible. Felicidades por un nuevo San Valentín.
  • El amor es una enfermedad bonita, disparatada, que seguramente requiera que estemos un poco locos de a momentos.
  • Lo que el mundo realmente necesita es más amor y menos papeleo.
  • Si el amor es la repuesta, quiero y necesito escuchar la pregunta nuevamente.
  • Este fuego que llamamos amor a veces es demasiado fuerte para algunas mentes humanas.
  • El amor es una amistad que se ha incendiado ¡Felicidades por otro San Valentín!
  • Eres mi San Valentín y todas las festividades donde te pueda decir te amo juntas.

Imágenes para el Día de San Valentín

Frases para el Día de San Valentín

  • La gravitación no es la responsable de que las personas se enamoren.
  • Amar no solo es mirarse el uno al otro, sino mirar juntos en la misma dirección.
  • Ser profundamente amado por alguien te da fuerzas, mientras que amar alguien te da coraje.
  • De lo que están hechas las almas, la tuya y la mía están hechas de lo mismo.
  • El corazón tiene sus razones, que la razón desconoce.
  • El amor se compone de una sola alma que habita dos cuerpos.
  • Cuando el amor no es locura, entonce sno es amor.
  • El amor es como el viento, no puedes verlo pero sí sentirlo.
  • Y con San Valentín todos nos enamoramos un poco de la vida y algo más de esa persona que tanto queremos.
  • Uno es amado porque es amado: no se necesita razón para amar.
  • Amar es tan loco y, sin embargo, algo absolutamente necesario.
  • Cada vez que ames, ama tan profundamente como si fueras a hacerlo por siempre.
  • Siempre ganas dando amor.
  • Lección para San Valentín: el amor nos hace mejores personas porque saca al yo como centro de gravedad del existir.
  • El amor se vuelve más terriblemente lleno, rápido, conmovedor, a medida que los años se multiplican.
  • Si tuviera una flor cada vez que pensara en ti, viviría eternamente en mi jardín del amor.
  • Llevo tu corazón, y lo llevó en mi corazón.
  • Lo mejor para aceptar esta vida, incluso modificarla, es amar profundamente a alguien.
  • Te amo y si te encuentro fallas creo que te amo aún más.
  • Siento que no podría amarte más y sin embargo sé que mañana lo estaré haciendo.
  • Es San Valentín y puedo decirte que te amo profundamente, pero en verdad, ¿ya no lo he hecho incansablemente antes?
  • El amor es nuestro verdadero destino: no encontramos el significado de la vida por nosotros mismos, lo encontramos con otros.
  • Si encuentras a alguien que amas en la vida, entonces aférrate a ese amor.
  • Inventaron abrazos para que la gente sepa que los amas sin decir nada.
  • Y el momento de los besos llega cuando las palabras se tornan superfluas.
  • Con amor cualquier obstáculo en el mundo se vuelve nimio.
  • Dame tu amor y moveré montañas si es necesario.
  • Porque no fue en mi oído que susurraste, sino en mi corazón, donde toda huella es perpetua.
  • Tenemos un sólo deber y ese deber es amar.
  • Los besos son un destino mejor que la sabiduría.
  • No hay un encanto igual que la ternura del corazón.
  • Hoy es el Día de San Valentín, la jornada en la cual decimos lo que todos ya sabemos: lo mucho que amamos.

¿Por qué se celebra el Día de San Valentín?

Es conocido por muchos que el cristianismo, como toda religión tuvo un inicio y ese origen fue en medio de un enorme mundo pagano. En ese sentido San Valentín es una fiesta que celebra el amor y la amistad, justamente emplazada en lugar de otros rituales y celebraciones como eran las romanas Lupercalias, por más que desde hace unos buenos años no sea parte de la liturgia oficial.

Sin embargo, ¿por qué San Valentín? ¿Qué se festeja? Se festeja el amor, la amistad y, de algún modo, se recuerda una historia de vida (poco importa aquí si es real o no). Es que este mártir de existencia discutida luchó contra una de las leyes cruciales del emperador Claudio II, a principios del siglo III D.C. Se prohibía, en efecto, que los soldados se casaran porque era, según el modo oficial de ver las cosas, un impedimento para el buen desempeño castrense en batalla. Valentín, naturalmente, se opuso, consideró al decreto injusto y siguió celebrando matrimonios desde la clandestinidad para jóvenes enamorados. El emperador se enteró y lo citó a su palacio. El sacerdote intentó hacer proselitismo del cristianismo, a tal punto que la máxima autoridad mostró un leve interés, totalmente dejado de lado cuando se amenazó a Valentín y finalmente se lo encarceló.

Finalmente, en una época de persecución hacia los cristianos, un oficial llamado Asterius lo quiso ridiculizar y poner a prueba a Valentín. Lo retó a que le devolviera la vista a su hija Julia, ciega de nacimiento y el sacerdote, mediante poder de Dios, lo pudo hacer. Esto conmovió al oficial y a su familia, a tal punto que se convirtieron al credo de Jesús, Dios y el Espíritu Santo. La suerte de Valentín, de todos modos, no terminó siendo buena: siguió preso, se lo martirizó y finalmente murió un 14 de febrero del año 270. La joven Julia, recuperada, en señal de agradecimiento plantó un almendro de flores rosas sobre su tumba, el cual se transformó en un símbolo de amor y amistad. Tal es la génesis de la festividad comúnmente conocida como Día de los Enamorados o San Valentín.