Saltar al contenido
Imágenes y Frases Bonitas

80 Reflexiones, dedicatorias y frases para un padre fallecido

El amor no conoce de tiempos, barreras, obstáculos y podemos añadir tampoco la muerte. Una persona que se ha ido de este mundo como un padre será perpetuamente amado y recordado. Por tal motivo, presentamos reflexiones profundas, dedicatorias y poemas para un padre fallecido. 

Reflexiones y frases para un padre que falleció


1. Ahora estás en el cielo y por siempre en mi recuerdo. Te extraño tanto, querido padre.


2. Un padre verdaderamente nunca muere: solo cambia de morada.


3. Ahora habitas en mi corazón y cada uno de mis latidos te mantendrá por siempre con vida


4. La peor experiencia: el dolor de tu partida; la mejor experiencia: haberte tenido como el gran padre que fuiste.


5. Querido padre: por siempre te amaré y la muerte eso nunca lo comprenderá.



6. Nos quisiste con tanta fuerza y bondad que tu amor por siempre quedará grabado en nuestras almas. Descansa en paz, viejo.


7. Hiciste de nosotros, tus hijos, unas buenas personas ¡Has sido un excepcional papá! Ahora solo descansa.


8. Tu partida es una herida en mi corazón que tal vez nunca sane, papá.


9. Padre dicen que solo se muere cuando se olvida y nunca te olvidaré.


10. Hay luto en mi alma por tu partida, papá.



11. Miraré la estrella en el cielo y siempre sabré que tú serás la más brillante.


12. Quizás el resultado de haber vivido grandes momentos contigo es extrañarte infinitamente. Gracias por tanto, padre.


13. Y tus sonrisas era lo que alimentaba tu vida: gracias por tanto, querido padre.


14. En mis planes no estaba algún día perderte, pero siempre te amaré.


15. Papá, escápate un ratito del cielo y ven a abrazarme.



16. Siempre vivirá en mí tu memoria, padre mío ¡Descansa en paz!


17. Tu alma finalmente se encuentra en la calma más absoluta ¡Gracias por tanto, querido padre!


18. Muchas felicidades, papá: aunque ya no estés seguimos recordándote en tu vida y lo feliz que has sido.


19. No tendré vida suficiente para agradecerte todo lo que has hecho por mí: te amo y descansa en paz.


20. Mi corazón está de luto, mi alma está en duelo, hay llanto en mis ojos: tu partida me hiere, papá.



21. No hay reparación para semejante dolor: tu partida no se entiende, papá.


22. Seguramente me estarás viendo desde algún lugar del universo: te amo infinitamente, padre.


23. Extrañar no es estar vacío, sino lleno de una persona que se hace presente en su ausencia. Descansa en paz, papá.


24. Papá, desde que te has ido el cielo tiene sentido para mí.


25. Fuiste y serás mi mayor tesoro: descansa en paz, papá.



26. Mi papá es la estrella más bonita que existe en el cielo.


27. Padre, dicen que nadie muere mientras sea recordado ¡Por eso tu vivirás por siempre!


28. Para papá que está en el cielo: gracias por las mejores enseñanzas.


29. Aunque ya no estés ¡El amor sigue vivo!


30. El precio que pago por tener un gran padre como tú es que te creía eterno.

Dedicatorias para un padre que murió


31. Gracias querido padre por ser la luz en los peores momentos: por siempre vivirás en mí.


32. Y una noche eterna cae sobre mí al no escuchar más tu voz ni tus abrazos tener ¡Padre te extraño tanto!


33. A veces sueño que puedo volar y estar a tu lado: feliz día, querido padre.


34. Has sido una buena persona y un excepcional padre: el mundo y yo nos sentimos orgullosos de tu paso por aquí.


35. Padre como tú no hay ninguno ¡Descansa en paz!



36. Gracias por cuidarme y protegerme en cada momento de tu vida ¡Una estrella más en el cielo de mi corazón!


37. Papá, tu mano guía en mi hombro permanecerá conmigo por siempre.


38. Mi papá es eterno aunque se haya ido porque habita en mi mente y corazón.


39. No hay fecha de vencimiento para el amor de un padre y de su hijo ¡Descansa en paz!


40. Mi padre fue el ángel que decidió guiar mi camino y hoy decidió partir.



41. Papá, donde sea que estés, debes saber que te amo infinitamente.


42. No es carne ni sangre, sino el corazón el que nos hace padre e hijos ¡Buen viaje, papá!


43. Que cada lágrima y cada grato recuerdo sea una nota de amor que se eleva a tu encuentro.


44. Te amo, querido padre ¡El cielo ahora está de fiesta con tu presencia!


45. Por favor, Dios acoge de la mejor manera a mi amado padre.



46. Siempre estarás en mi corazón porque ahí dentro sigues vivo.


47. Sigo pensando en ti, papá, aunque me duele: el amor duele por lo hermoso vivido.


48. La vida llega a su final y nunca estamos preparados ¡Descansa en paz, papá!


49. Papá, hemos hecho hermosos recuerdos juntos ¡Me quedo con ello!


50. No pasa un solo día en que no piense en ti ¡Te amo y extraño papá!



51. Y mis lágrimas son abundantes por todo lo hermoso vivido juntos.


52. Recuerdo que fuimos felices y se me dibuja una sonrisa ¡Descansa en paz, papá!


53. Los mejores años de mi vida siempre será a tu lado: descansa en paz, papá.


54. Que tu viaje al más allá sea hermoso: aquí dejaste una familia llena de orgullo por ti.


55. No habrá en mi vida una persona tan amada como lo eres tú para mí, querido padre.



56. Luto infinito ante tu partida, papá ¡Te extraño demasiado!


57. Descansa en paz, querido padre: una excelente persona ahora tiene su hogar en el cielo.


58. Una escalera al cielo es lo único que necesito para abrazarte un poco más.


59. Te amo y te extraño, querido viejo.


60. El dolor es infinito porque es amor transformado ¡Descansa en paz, papá!

Palabras por el fallecimiento de un padre


61. Puede que ya no estés conmigo, pero mi amor por ti siempre será infinito, papá.


62. Papá, desde aquí siempre te extrañaré y llenaré de orgullo en cada paso que tome.


63. La vida ya no será la misma sin tus enseñanzas y alegrías ¡Te extraño, papá!


64. Te amo, papá ¡Has sido el mejor padre del mundo!


65. Nada de oscuridad ni luto: hermosa alegría por haber tenido al mejor padre.



66. Y en algún momento las cicatrices nos hablan de un paraíso perdido ¡Descansa en paz, querido padre!


67. No hay forma de desprenderme de tu ser: querido padre, baja del cielo.


68. Te extraño: si supieras la falta que me haces, querido padre.


69. Fuiste la luz en mi vida y hoy me recuerda especialmente la suerte que he tenido de tenerte como padre ¡Descansa en paz!


70. Te amo y siempre te llevaré en mi corazón, querido padre.



71. No hay un segundo en que no te recuerde: duele no tenerte a mi lado, papá.


72. Papá, eras el monumento de mi vida y ahora serás el más hermoso recuerdo.


73. Me niego a perderte y por eso confeccione en mi corazón para ti la más bonita morada.


74. Papá, si tuviera una flor por cada vez que pensará en ti viviría eternamente en mi jardín de las reflexiones.


75. Te extraño, papá y esa es la única verdad que importa desde tu partida.



76. Cada día sin ti será una prueba muy dura, papá.


77. Mis lágrimas son el único lenguaje para la incomprensión de tu deceso, papá.


78. Siempre en mi corazón, eternamente conectados en el alma, papá.


79. Te extraño, pero el cielo es muy afortunado de tenerte.


80. Y cada noche antes de dormir te abrazo a la distancia ¡Descansa en paz, papá!



81. Que Dios ilumine por siempre tu camino, papá.


82. Mirar el cielo y sonreír porque sabes que alguien te cuida desde ahí.


83. Hay fechas que jamás se olvidan ¡Te extraño papá infinitamente!


84. No pido que vuelvas, pero me gustaría que nunca te hubieras ido.


85. La vida me ha sacado uno de los motivos de mi felicidad ¡Descansa en paz, papá!



86. Sólo sé que te extraño, papá.


87. No es por presumir, pero alguien en el cielo me ama muchísimo.


88. Papá: mi primer amor, mi héroe eterno.


89. Cerraré los ojos para tener el placer de encontrarte de nuevo, papá.


90. Siempre estarás aquí conmigo a pesar de tu partida, padre.

Frases para el aniversario de un padre fallecido


91. He vivido bien porque te he tenido a mi lado. Descansa en paz, papá.


92. No hay pensamiento en mi mente que no lleve tu firma desde que has partido.


93. Te has ido y cuesta seguir adelante.


94. La herida de tu partida, papá, no cicatriza con facilidad.


95. Solo le pediría a Dios que por un ratito hoy te deje bajar.



96. Te extraño cada día de la forma más callada y dolorosa que pueda existir.


97. Había un millón de cosas que decirte, pero adiós no era una de ellas.


98. Lágrimas por siempre caerán al recordar, papá, que fuiste de lo más lindo en mi vida.


99. Sin ti la vida es un páramo oscuro y sin sentido, padre.


100. Nadie me enseñó a soltarte y hoy te extraño más que nunca, papá.



101. Gracias Dios por darme el padre que me diste y por todos los bellos momentos vividos con él ¡Ahora déjalo descansar en paz a tu lado!


102. Necesito tus abrazos con urgencia ¿No puedes escapar un ratito del cielo?


103. La vida cambia, pero nunca lo mucho que te amo a ti, padre.


104. Tu partida es dolorosa, papá ¡Por siempre te recordaré!


105. Nada como sentirte cerca aunque no te vea, querido padre.



106. Desde que te fuiste me di cuenta que son mis latidos de corazón los que te mantienen con vida, papá.


107. Papá: una persona que ni la muerte nos puede hacer separar.


108. Siempre has sido el héroe de mi vida ¡Te recuerdo con tanto amor, papá!


109. Me sonríe desde el cielo, lo sé.


110. Ya nos volveremos a ver, papá: espero que estés bien donde te encuentres.



111. No hay palabra que pueda demostrar lo mucho que te amo y extraño, papá.


112. Papá, ahora con Dios encontrarás una felicidad eterna.


113. Un aniversario más sin ti y el vacío solo se agranda, papá.


114. Le cuento a las estrellas de la noche siempre lo mucho que te extraño, papá.


115. La distancia es infinita desde el momento de tu partida ¡Cuanto te extraño, viejo!



116. Si tan solo hubiera días de visita al cielo.


117. Papá, no estás a mi lado corporalmente, pero te siento en cada momento de mi vida.


118. Te extraño y te mando mi amor hasta el cielo, papá.


119. Cuando tienes a alguien que amas en el cielo, tienes un pedacito de cielo en tu casa todos los días ¡Descansa en paz, papá!


120. Hoy te estoy extrañando mucho papá.

Poemas cortos para recordar a un padre

Papá (autor desconocido)

Siempre recordaremos
esa sonrisa especial,
ese corazón cariñoso,
ese cálido abrazo
que siempre nos diste.

Estás ahí
para mamá y para nosotros,
en los buenos y en los malos momentos,
pase lo que pase.

Siempre te recordaremos papá,
porque nunca habrá otro
que te pueda reemplazar
en nuestros tiernos corazones.

Una gran alma (Maya Angelou)

Una gran alma
sirve a todos
todo el tiempo.
Una gran alma
nunca muere.
Nos une,
una y otra vez.

Hay un lugar especial en mi corazón para él (Autor desconocido)

Hay un tipo especial de sentimiento
cuando pienso en ti, papá.
Es un placer recordar
todos los momentos felices que hemos tenido.
Hay un tipo especial de cariño
que está destinado solo a ti.
Hay un sitio en algún lugar
dentro de mi corazón,
que solo tú puedes poseer.
Te extraño siempre,
querido padre.

No llores en mi tumba (Mary Elizabeth Frye)

No te detengas ante mi tumba y llores.
No estoy aquí, no estoy durmiendo.
Soy miles de vientos que fluyen en el horizonte.
Soy los diamantinos copos de nieve de gran esplendor.
En los verdes campos, yo soy la luz del sol.
Y en otoño, la delicada y suave lluvia soy yo.
Cuando despiertes en el silencio matutino
soy el trino de las aves que cantan a tu alrededor.
Soy las tenues estrellas que brillan al anochecer.
No te detengas ante mi tumba a llorar.
No estoy ahí, no estoy muerto.

Adiós padre (Martiniano González Varelas)

Hoy mi padre del mundo se ha marchado;
de improviso el deceso le llegó,
con mutismo de aquí se despidió
esa noche de impacto inesperado.
Del Trono del Señor sí fue un llamado
que en vuelo angelical se lo llevó;
a su diestra, el Señor lo convidó,
de su gloria, a vivir iluminado.
Tus dolientes de aquí te despidieron,
y un dolor, por tu ausencia, lo sintieron
al dejar con tu adiós un desconsuelo
¡Que seas muy feliz en tu morada!
¡Que esté tu alma en gozo, acompañada,
con Cristo Redentor, allá en el cielo!

Epitafios para un padre maravilloso

Papá, tu ejemplo me enseñó a caminar por la vida, tu cariño me dio tranquilidad y tu amor me dio felicidad.

Gracias por quererme como nadie lo hará.

Aunque no estés a mi lado, padre, te siento muy cerca y nunca te olvidaré.

Fuiste un gran padre, un excelente marido y un abuelo maravilloso.

Papá te has ido de este mundo y contigo una parte de mí: nunca te olvidaré.

El amor de un padre no conoce límites y tu fuiste el mejor ejemplo de ello.

Papá, quererte fue fácil, pero olvidarte será imposible.

Le he pedido al cielo que te diga que te quiero, ya que él puede verte todos los días y yo únicamente en mis sueños.

Papá, aunque hoy estés lejos te abrazaré con el pensamiento y seré feliz.

Has sido un excelente ser humano, pero sobre todas las cosas un magnífico padre.

Gracias por tu presencia, tus enseñanzas y también un amor incondicional.

Como una estrella fugaz pasaste por esta vida, eclipsando a todos con un amor imposible de igualar. Te extrañará por siempre tu familia.

Vivirás en el corazón de tus padres, esposas, hijos y hermanos.

Has peleado una buena batalla, has ganado la carrera que terminó.

Guardaremos en nuestra mente tu mejor sonrisa y vivirás por siempre en nuestros corazones, papá.

Papá durante tu vida has sido un ángel en las nuestras.

Tus alas se desplegaron en pleno rayo de la tarde y en cálida ascensión te confundiste con las nubes.

Esta tumba guarda tu cuerpo, Dios tu alma y nosotros tu recuerdo.

Te ha llamado Dios y ahora florecerás eternamente en su paz.

El final de la vida es el principio de una hermosa experiencia con Dios.