Saltar al contenido

Rimas populares cortas para niños

La escritura puede hacer expandir la imaginación, además de ayudar en el aprendizaje y fomentar la concentración. A continuación, por lo tanto, presentamos rimas bonitas y variadas para niños ideales para compartir.

¿Qué es una Rima?

A la lengua se la puede someter a cierto ritmo, es decir, que no sea mera prosa y fomente el verso. Una rima, en ese sentido, es la repetición de una secuencia de fonemas a partir de la sílaba tónica al final de dos o más versos. Pueden rimar versos pares y versos impares. Por lo general, son las rimas consonantes las que se sienten más perfectas y la música es clara ya que coinciden todos los fonemas a partir de las vocales tónicas; el la ritma imperfecta, en cambio, coinciden las vocales, pero hay al menos una consonante que no.

No es casualidad que las composiciones que utilizan rima sean predilectas para los niños. En verdad ayudan en la incorporación de conocimientos, en la memoria, en la concentración y, naturalmente, entretienen mucho.

Ejemplos de rimas cortas para niños

Caballito blanco

Caballito blanco
llévame de aquí,
llévame a la tierra
donde yo nací.

Caballito blanco
dime la verdad.
Yo te la diré
si vienes aquí

El mes

Treinta días trae septiembre
con abril, junio y noviembre.
De veintiocho sólo hay uno.
Y los demás treinta y uno.

Había una hormiga

Había una hormiga
que cruzaba el patio
llevando una hoja
dentro de un canasto.
Y no supe más,
porque está escondida
allá por atrás.

Don Pinocho

A la vuelta de la esquina
me encontré con Don Pinocho,
y me dijo que contara hasta ocho:
pin uno, pin dos, pin tres, pin cuatro;
pin cinco, pin seis, pin siete, pin ocho.

La vaca es un animal

La vaca es un animal
todo forrado de cuero.
Tiene las patas tan largas
que le llegan hasta el suelo.

Contar mentiras

Ahora que andamos despacio
les voy a contar mentiras:
por el mar corren las liebres,
por el aire las sardinas.

Hoy hace veintemil años
que en la ciudad no sé dónde
me mandaron una carta
a las treinta de la noche.

Allá está la luna

Allá está la luna,
comienzo aceituna;
allá viene el sol,
comiendo pozol.

Niño bueno

Este niño bueno
se quiere dormir
con un solo ojo
en el mes de abril.

Tener

Tengo, tengo, tengo,
tú no tienes nada,
tengo tres ovejas
en una cabaña.

Niño golpeado

A este niño chiquito
,¿quién le ha pegado?,
que tiene los ojitos
de haber llorado.

Duérmete grillito

Duérmete, grillito,
duérmete, por fin,
que si no te duermes
no puedo dormir.

Hola otoño

El otoño
muy tranquilo,
ha llegado a trabajar,
por tres meses hasta junio
seguro se quedará.

Haciendo magia borra los verdes
todo se tiene que transformar,
grita muy fuerte ¡abra cadabra!
y el dorado aparecerá.

Ahora los días son más cortitos,
porque el sol está haragán,
lo notamos muy tibiecito,
y perezoso al despertar.

Otoño sopla una suave brisa
que juguetea por el jardín
bailan las hojas en la vereda
cuando se calla van a dormir.

Forman alfombras que canturrean
mientras camino para el jardín
yo marco el ritmo con mis zapatos
¡Otoño de nuevo estás aquí!

Fichas de rimas populares para niños

Sista la serpiente

Sista la serpiente
vive sonriente
y usa la sombrilla
cuando se sienta en la silla.

Al sol lo meten al agua

Al sol lo meten al agua
y lo vuelven a sacar
se moja cuando se esconde
y se seca al asomar.

Diez mil papelitos

Hay diez mil poemas
dentro de un canasto
el canasto estaba
en medio del campo
detrás de una vaca
debajo de un pasto
que lleva una hormiga
que va resoplando.

Árbol

Hojas olor verano
ramas para trepar
y debajo
a la sombrita
un lugar para jugar.

Misterio

Dos pelos
tres plumas
pajitas color de luna.
Yo no sé cómo habrá sido
pero un pájaro atrevido
en mi caja de colores
hizo el nido.

Los viejitos

Érase una vieja
chiquitina
érase un viejito
chiquitín.
Que vivían
en una canasta
porque sí.

Porque sí la silla,
porque sí la mesa,
porque sí la gorra,
sobre la cabeza.

La viejita canta
el viejito es mago
toman mate amargo
de yerba con palo.

Todos ruedan

Las ovejas
las abejas
las madejas
los botones
los melones
los limotes
las naranjas
las lentejas
y los chicos
y los viejos
y las viejas
todos ruedan
si los dejan.

Pozo redondo

Érase un pozo redondo
requete hondo
pozo sin fondo.
Tiro un poema
tiro un lápiz
tiro un papel
que van cayendo
y van a caer
en el pozo redondo
requete hondo
pozo sin fondo.

Vientito otoñal

Buenas tardes y permiso,
mi visita no es casual,
vengo a traerles el frío,
soy el vientito otoñal.

Al pasar volé el sombrero
de una señora apurada,
que se enojó un poquito
pues la dejé despeinada.

Jugué contento a la ronda,
con las hojas de la plaza
y ayudé a sacar la ropa
en el tendal de una casa.

En el parque remonté
barriletes de colores,
los árboles tiritaban,
no tenían hojas ni flores.

Yo les dejo un buen consejo
pónganse ropa de abrigo,
no vaya ser que al pasear
se pesquen un buen resfrío.

Hormigas

Las hormigas
en hileras
suben bien
las escaleras

El sol y la luna

El sol y la luna
son dos amiguitos
saltando la soga
sobre los charquitos.

Mamá osa

Cuando mamá osa
acuna al osito,
la luna le presta
un millón de brillitos.

Bichito

Bichito travieso,
bichito de luz,
tengo mucho sueño,
apaga tu luz.

El saludo del sol

Si cantan los grillos
y aplauden las ranas
el sol los saluda
desde la ventana.

Salta

Salta y salta
como loco,
en canguro
y su hijo coco.

Imágenes de rimas cortas

Rimas para niños de primaria

La mona y el mono

La mona y el mono
se fueron de paseo.
La mona era linda
y el mono era feo.

Tito

Tito, tito, copetito
sube al cielo en un avión,
si se asoma ve la luna
sentada en su balcón.

El gato

El gato sin botas
amaneció adolorido
de puro goloso
de un dolor horroroso.

La gata afligida
no duda el motivo
de alguna comida
o de un salto furtivo.

El gato asustado
confiesa su culpa
de haberse comido
cinco pizzas juntas.

La vaca

Yo tenía una vaca
muy educada,
que no hacía
ni mi ni nada,
pero me daba leche
con nata sentada.

Silvina gallina

Silvina mi gallina
usa zapatitos de bailarina
se peina y se alista
igual que una artista

El loro

Loro verde, loro azul
no te vayas por el mar
en el barco velero,
no te vayas, no te vayas,
no te vayas, que te quiero.

Tortuga distraída

Iba una tortuga
por la capital
iba distraída
de tanto tocar.

Buscaba una tienda
quería comprar
un sombrero nuevo
y medias de un par.

Un robot cocinero

Tengo un robot cocinero,
que cocina con esmero.
Quería ir a la frutería,
pero entró en la ferretería.

Esa vez se equivocó
y esto me cocinó:
un plato de tornillos
en lugar de tres membrillos;
una tarta de arandelas
decorada con ciruelas;
una caja de tuercas
con gusto de fresas;
y tallarines de manguera
en lugar de dos peras.

¿Qué haré con este robot?,
me pregunto cada día,
que entró en la ferretería
y olvidó la frutería.