52 frases inspiradoras de Mahatma Gandhi para dedicar

En la vida sufrimos a veces suplicios, injusticias, violencias y momentos lóbregos vividos muchas veces a propósito por otros seres que nos los infligen. Sí, en humano es quien lo produce y un prójimo el que lo recibe ¿Cuál sería la actitud considerada normal por la víctima? Una revuelta, el mismo uso de las herramientas del victimario, la ley peligrosa del ojo por ojo. Pero hay excepciones y ese es el caso del magnífico Mahatma Gandhi. Distinto y seguro de que el cambio debe tomar un cariz pacífico. Te presentamos 52 frases inspiradoras para dedicar de este maestro ¡Imperdible!

Imágenes con frases de Mahatma Gandhi

El poder del amor tiene su cariz absolutamente tierno y productivo: si no te cambia con la persuasión, soporta los embates de lo negativo.

¿El arma de los débiles es el pacifismo? No, simplemente otra táctica, quizás más efectiva.

Lo curioso de Gandhi es cuando las armas de los fuertes pasan para los débiles al ser producto de los primeros. Extraña dialéctica del colonialismo.

Gandhi, abogado que estudió en las islas británicas, usará parte de ese saber para revelarse justamente contra la metrópoli. El representó uno de los movimientos nacionalistas más grandes de su país.

 

 

 

 

 

Las ideas no son solo entelequias. No brillan en un cielo eterno, ahí listas para imitarlas en la vida terrena, sino que, justamente, se hacen carne en la gente. Es el único sentido que tienen, la manera de darles existencia. Son parásitas de nuestros cuerpos.

Gandhi es el mejor ejemplo de que las ideas valen demasiado.

Las palabras no son ligeras, los dichos tampoco livianos. No, todo eso tiene una gravosidad en este hombre que solo puede conmover.

Antiguamente las verdades pasaban por el cuerpo, para acceder a ellas como condición previa tenías que modificar tu espíritu. Hay algunos que siguieron llevando esa premisa adelante, mucho después.

Y es maravillo observar como la persona se transfigura por lo que piensa, por lo que realmente considera correcto. Alcanza un nivel de abnegación y voluntad francamente divino. Sócrates tomando la cicuta cuando en realidad podía escapar; Gandhi viviendo y muriendo a partir de sus ideales.

Es que sabemos que si el amor existe, puede ser la mejor herramienta para un mundo mejor.

Frases inspiradoras y maravillosas de Mahatma Gandhi para descargar

Gandhi solía decir, de manera muy cautivante, que ojo por ojo el mundo se volvería ciego. Alguien tiene que cortar, entonces, la espiral de violencia. Ese continuado debe sucumbir y justamente ahí es donde eclosionan, con toda su superioridad, los débiles: ellos la detienen con su paz.

Nunca renuncies a lo que crees correcto. Lucha tanto por ello que no quede más que el mundo te imite.

Si hay un Dios, es justamente eso: uno solo. Para Gandhi no podía haber muchos ni menos diferentes. No tenía que ser, de ese modo, este tópico más causa de lucha y sangre.

¿Y si hay bienes para todos? ¿Y si este sistema penumbroso oculta que podríamos vivir bien sin distinción? Tal vez la extrema codicia sea la que prohíba realidad, que ante tanta coyuntura lóbrega parece solo un sueño, una utopía.

Hay utopías que parece descabelladas porque son casi humanas; se parecen más a la ciencia ficción. Hay otras, las que nos causan tristeza, que adquieren su carácter mágico, estrambótico no por su imposibilidad, sino por la negación sistemática de no cumplirlas.

Frases de Mahatma Gandhi con imágenes

La revolución debe ser en uno, anuncia Gandhi. Totalmente, maestro. Quizás el fracaso de todas las que hemos visto en los últimos tiempos radiquen en que no terminaron revolucionando el corazón, a tal punto que todo continuó siendo igual.

Son múltiples las enseñanzas que nos dejo. Listas, ahí esperándonos para ser develadas.

La recompensa a la larga llega. Tal vez el esfuerzo predomine, pero todo llega. Y la sensación de dejarlo todo es indescriptible.

Estas frases intentan reflejar el pensamiento de una de las personalidades más sustantivas del Siglo XX. Esperamos que sean de tu agrado.

Siempre tenemos que poseer empatía por el otro, capacidad no retórica de ponerse en su lugar. De lo contrario, la verdadera solidaridad nunca existirá.

Rate this post