Calaveras Literarias Mexicanas para el Día de Muertos

La lengua con la que nos expresamos es todo ¿Alguna vez podrías cavilar cómo se vería el mundo sin ella? Pensamos y actuamos por medio de palabras y estas pueden tener modos de composición diversos. A continuación te presentamos calaveras literarias mexicanas para el Día de los Muertos.

Calaveras literarias cortas

Calavera literaria cortita

A esta calavera que miras, le has de pelar los dientes, yo sé que por ella suspiras tú y todos tus parientes.

Alegres calaveras

Ya se acerca noviembre y se acerca de a deveras, vamos a reírnos con alegres calaveras.

Escapar a la calaca

La maleta de la tía Cristina, la quiere llenar la sobrina, para ir de viaje a Oaxaca y así escapar de la calaca.

Asustada por el sismo

Sarita muy asustada por el espantoso sismo dijo: creo que lleva la tostada, pero no correré hacia el abismo.

Zombi pelado

Era un zombi muy zombiano, que quería jugar con un  humano, al final salió golpeado por ser muy pelado.

Calaverita a los papus

Estaban los Papus sentados y de pronto apareció la muerte. De pronto se levantaron los Papus, eran dos, pero ya se quedaron sin suerte.

La muerte no paga

A la muerte tan coqueta la tarjeta de crédito se le ha gastado, ya la mandaron a colección porque nada ha pagado.

La muerte y el sol

Estaba la muerte trabajando en la calle, llegó la catrina diciéndole espero que el sol no te apantalle.

Para el que inventa y escribe calaveras

La muerte tuvo pavor, porque prefirió de verdad no llevarse al escritor y autor de estas Calaveras.

Calaveritas literarias para niños

 

Calaverita para los niños de la escuela

Un día salieron a caminar y vieron a la muerte que los invitó a jugar. Jesús se subió en un columpio y la muerte feliz lo mecía, méceme más recio por favor, Jesús a la muerte le decía. Daniel estaba llorando porque su carrito se le perdió, pero la muerte es tan buena que a Daniel otro carro le compró.

Leilani estaba leyendo un libro muy diferente, cuando de repente vio que ahí estaba la muerte. Ni siquiera se dio cuenta que la muerte había llegado y que junto con sus hermanos la muerte había jugado.

La muerte quiere estudiar

Estaba la muerte sentada, esperando a Alejandro, de repente pasó la directora y se la quedó mirando. Le preguntó a quién era que esperaba o qué era lo que se le ofrecía, porque ese día Alejandra a la escuela no iría. La muerte le contestó que la esperaba para estudiar, ella me dijo que a mí me iba a enseñar.

A la directora le dio ternura y a la muerte abrazó, le agarró tanto cariño que a su casa la llevó. Dicen que en agradacimiento la misma muerte cocina, dicen que sale todo muy sabroso y hasta invita a la misma vecina.

Calavera corta para los niños que no estudian

En la escuela andan diciendo que la muerte se va a llevar a los niños que no estudian al panteón a descansar.

La abuelita

En una silla bordaba, en una cama leía, era mi abuelita que su suerte no sabía. La calaca muy astuta ya sus planes le tenía, ese día de un infarto su alma se llevaría. Pobre de mi abuelita, con la flaca ya se fue, era la de antes: hasta cosía, como ves!

Calaveritas chistosas

La muerte ya anda rondando

Manden sus calaveritas que la muerte anda rondando, por Facebook viene a buscar gente para que ya no sigan publicando. Café y tamalitos contenta viene tragando, a los amigos que no manden su calavera al camposanto se los irá llevando.

La catrina y su mezcalito

Vino Xochitl de visita, se hizo amiga de la catrina, imitándola se sentaron en la esquina. Se fueron al camposanto, a tomar su mezcalito, y lo tomaron traguito por traguito hasta que se acabó el gustito.

La catrina sin dinero

Estando en Oaxaca me encontré con la catrina, sentadita en una esquina como no tenía dinero se regresó a la cantina.

Calaverita a los gordos

Dice un dicho muy bien dicho: de tragones están llenos los panteones, pues no les importa estar saludables a los gorditos inexcusables. Aunque me dañe el corazón échame otro taco de chicharrón, aunque agua tome muy poca échame dos litros de coca. Fatiga, hipertensión, diabetes, vamos cavando la tumba con los dientes. Mejor con ejercicio y dietas estar suficiente que a nuestros parientes dejar dolientes.

La muerte chateando en Whatsapp

Un día la calavera por Whatsapp estaba chateando con su amiga la muerte, y le estaba reclamando por una publicación del Face, donde ella andaba bailando ¿Para qué la había subido? ¿No vio que andaba tomando? La muerte le contestaba yo subo lo que quiera para todos mis amigos y todo el que lo viera mirará tu desfiguro y contigo se divertirá, pero no es para que que enojes, porque esto le pasa a cualquiera.

Calaveras literarias de amor

Poema a un esposo que ya no está

Aquí sigo sin ti mi amor, extrañándote tanto, sintiéndome morir por dentro, derramando amargo llanto. Por qué te fuiste amor mío, me dejaste sola sin pensar que aquí, en esta tierra, yo mucho te iba a extrañar.

Calavera a Giorgina y su amor

Giogina es muy valente y a nada le tiene temor, trabaja en una caseta de cobro y ahí conoció su amor. Peor un día la muerte de su amor se disfrazó y a dar un paseo por autobus por toda la ciudad la llevó. Le leyó un poema muy bonito, Geogrina estaba muy emocionada, pobrecita Georgina de la muete quedó muy enamorada.

La muerte se aprovechó de eso, de repente del lugar se fueron y tristemente a Giorgina en la caseta nunca jamás la vieron. Cuenta que su enamorado loco de amor se volvía, que todas las noches lloraba y que era una sombra que vivía.

Para Claudia la enamorada

La muerte llegó a Rayón y a Claudia Quintaba buscaba, pero ella no estaba, ya que paseaba con su novio. La esperó por mucho tiempo, Claudia no llegó, dicen que aquel día con su novio se fugó. Pobrecita de la muerte, se va con el alma destrozada, ella no sabía que Claudia de alguien estaba enamorada.

Calavera enamorada en Tijuana

Por las calles de Tijuana la huesuda va, pues buscando al amor de su vida apurada está. Para el 2 de noviembre sola no quiere estar, y le han dicho que en Tijuaba un buen mozo está. Pues ella apurada en su búsqueda va, ya que sabe que ese bribón esta vez no se le escapará.

Calaveras para el día de muertos

Calavera sobre el pan de los muertos

En este mes singular, en que todo es fiesta y danza, recordamos con amor tradiciones y alabanzas. Es menester recordar que aún en la confianza, de volvernos a encontrar, recordamos sus andanzas. A nuestros seres queridos le ponemos un altar, pues sus almas y latidos sentiremos regresar.

Así que lo festejamos con grandes piezas de pan, colocados en altares con flores y mezcal. Para que pasen contentos en su visita fugaz, en esta tierra de amores en donde los recuerdos se van. Para mí es un gran agrado poderlos encontrar en fechas tan importantes y poderlos disfrutar.

La muerte con gran sentimiento

En una tumba en un panteón la muerte estaba sentada, mirando con atención a una mujer muy acongojada. La mujer lloraba y lloraba con un gran sentimiento, la muerte se le acercó y le dijo a la señora lo siento. Por qué llora usted señora, la muerte le preguntó, porque perdí lo que más quería, la mujer le contestó.

Mi hija salió de la casa y nunca más volvió, que la vida había perdido una persona me contó. Lo que me duele en el alma, dijo, es que de ella no me despedí, ese día tuvimos una discusión y un abrazo no le di. Por eso es que todos los días vengo al panteón a visitar, a ver si mi hija aparece y en mis brazos la puedo estrechar. La mujer no se dio cuenta, pero la muerte también lloraba, de pronto la misma muerte a ella en sus brazos estrechaba.

Desde aquel hermoso encuentro la mujer pudo descansar, ya que siempre pensó que a su hija en la muerte es la que abrazó. Hoy les pido mis amigos que no repitan la historia, porque uno no puede saber ni el momento ni la hora. Cuando sale uno de su casa no sabe si regresará y si a sus seres queridos otra vez abrazará. Despídanse siempre de los que aman con entusiasmo y alegría, para que no les pase lo mismo como a esa mujer que sentimiento tenía.

Calaveras literarias para amigos

Calavera para mi amigo jugador de fútbol

Les contaré de un amigo, Emilio es un soñador, le gusta mucho el fútbol y de América es seguidor. Hace poco se encontró a la muerte, un partido de fútbol jugaron, cuando terminaron de jugar al restaurant fueron y cenaron. La muerte le dijo eres bueno, aunque podrías ser mejor, si tú me lo permitieras quisiera ser tu entrenador. Desde ese día la muerte tiene a Emilio como amigo inseparable. Se me hace que de todo esto el fútbol ha sido el culpable.

Pedro se despide de este plano

Una noche lloviosa una calavera entró, la casa de Pedro estaba abierta y como siempre el bien crudo la parca no lo despertó. Se lo llevó cargado, pobre Pedro, nadie pudo darle el hasta pronto. Esperamos que en donde estes podamos celebrar, como siempre con tus compadres Juan, Elías y Poncho.

Cómo escribir una calavera literaria

La calavera literaria es una composición litertaria en verso, bastante libre, lo cual a veces acarrea complicaciones y en otas ocasiones facilidades. A continuación te presentamos algunos pasos para que tengas en cuenta a la hora de escribirlas:

  • Escribe en versos octosílabos: No hay una métrica formal, pero esta es la más extendida.
  • Utiliza rimas consonantes: A,B,B,A o A,B, A,B.
  • No olvides mencionar a la muerte: El motivo general de la calavera es la aparició de la parca y cómo se llevó a la muerte. Pueden existir variantes, pero esta es la idea frecuente.
  • Escribe con cariño y humor: Estamos hablando de una composición literaria que toca temas a veces duros, pero que nunca deja de lado el tono alegre y hasta divertido.
  • Remata de manera sorprendente: Lo recomendable es siempre que lo mejor llegue al final. Por lo general se desarrolla poco a poco la situación y el personaje, para dar con un remate que deja atónitos y divierte a todos.

Origen y Significado de las Calaveritas

Las calaveras literarias tienen su origen en un México de fines del siglo XIX, sumamente crítico con el gobierno de Porfirio Díaz. Al igual que la figura de las catrinas, era una forma que tenía la plebe para criticar a la élite gobernante. Sin embargo, esta clase de composición literaria posee cierto vínculo con expresiones de religiosidad ibérica de la alta Edad Media, además de que luego se enriqueció con elementos pre-hispánicos de la América recién conquistada. Asimismo, hay que decir que fue fuertemente censurada en la época colonial, no pudiendo evitar, naturalmente, su total expresión y divulgación. Por lo general, hay que decirlo, el tema central es la muerte y así aparecieron en sus inicios en México: un dibujo de una calavera y una frase jocosa, en rima, anexada.

Calaveras Literarias Mexicanas para el Día de Muertos
Rate this post