Frases de Gabriela Mistral para recordar

Gabriela Mistral fue poeta, activista, diplomática y pedagoga chilena. Su sabiduría amplia, su prosa bella y clara, sus enseñanzas penetrantes quedarán por siempre. A continuación te presentamos frases de Gabriela Mistral para recordar. 

Las mejores frases de Gabriela Mistral

  • Te espero sin plazo ni tiempo. No temas noche, neblina ni aguacero. Acude con sendero o sin sendero. Llámame a donde tu eres, alma mía, y marcha recto hacía mí, compañero.
  • En vano se echa la red ante los ojos de quienes tienen alas.
  • La experiencia es un billete de lotería comprado luego del sorteo.
  • Decir amistad es decir entendimiento cabal, confianza rápida y larga memoria, es decir, fidelidad.
  • La educación es, tal vez, la forma más alta de buscar a Dios.
  • El futuro de los niños es siempre hoy. Mañana será demasiado tarde.
  • La Biblia para mí es el libro; no concibo como alguien puede vivir sin ella.
  • No hay arte ateo. Aunque no ames al creador, lo afirmarás creando a su semejanza.
  • Hay sonrisas que no son de felicidad, sino una manera de llorar pero con bondad.
  • Donde haya un árbol que plantar, plántalo tú; donde haya un error que enmendar, enmiéndalo tú; donde haya un esfuerzo que todos esquivan, hazlo tú. Sé tú el que aparta la piedra del camino.
  • Tengo un día, pero si lo sé aprovechar, tengo un tesoro.
  • Yo te miro, yo te miro sin cansarme de mirar, y que lindo niño veo a tus ojos asomar.

  • Creo en mi corazón, el que yo exprimo para teñir el lienzo de la vida.
  • Creo en mi corazón siempre, pero nunca vaciado.
  • Te llamas Rosa y yo Esperanza, pero tu nombre olvidarás, porque seremos una danza en la colina y nada más.
  • El mundo fue más hermoso desde que me hiciste aliada, cuando junto de un espino nos quedamos sin palabras ¡y el amor como el espino nos traspasó de fragancias!
  • ¡Ay, qué amante es la rosa y qué amada es la espina!
  • Hay besos que en los labios dejan huellas como un campo de sol entre dos hielos.
  • Hay besos que producen desvaríos de amorosa pasión ardiente y loca, tú los conoces bien: son besos míos inventados por mí para tu boca.
  • Vuélveme tu suspiro, y subiré y bajaré de tu pecho, me enredaré en tu corazón, saldré al aire para volver a entrar y estaré en este juego toda la vida.
  • Escóndeme, que el mundo no me adivine. Escóndeme como hace el tronco con su resina, y que yo te perfume en la sombra, como la gota de goma, y que te suavice con ella, y que los demás no sepan de dónde viene tu dulzura.
  • No digas lo que piensas, pero piensa lo que dices.
  • El mundo cambia en un instante y nacemos en un día.
  • Tu entraña fuese y sería quemada en marchas tuyas que nunca más oigo ¡y y en tu pasión que retumba en la noche, como demencia de mares solos!

Frases célebres de Gabriela Mistral

  • Recordar un buen momento es sentirse feliz de nuevo.
  • Los días más fáciles son aquellos que nos hacen más sabios.
  • Las cosas de la vida singuen su rumbo, pero no te dejes llevar por su destino.
  • Un bello paisaje, una hermosa jornada, un libro selecto ¿Qué más necesitan para ser felices? El sol resplandece por dentro.
  • La guerra es para distraernos de lo bueno.
  • Dame la mano y danzaremos; dame la mano y me amarás. Como una sola flor seremos, como una flor y nada más.
  • Doña primavera viste que es primor, viste en limonero y en naranjo en flor.
  • Muchas de las cosas que necesitamos pueden esperar; los niños no pueden, ahora es el momento, sus huesos están en formación, su sangre también lo está y sus sentidos se están desarrollando. A ellos nosotros no podemos contestarle mañana; sus nombres son presente.
  • Existe la inmensa alegría de vivir y ser justos, pero ante todo existe la inmensa alegría de servir.
  • La patria es un regalo al que tarde en tarde hay que responder.
  • Enseñar siempre: en el patio y en la calle como en la sala de clase. Enseñar con la actitud, el gesto y la palabra.
  • Vivir las teorías hermosas. Vivir la bondad, la actividad y la honradez profesional.
  • Amenizar la enseñanza con la hermosa palabra, con la anécdota oportuna y la relación de cada conocimiento con la vida.
  • Hay besos que pronuncian por sí solos la sentencia de amor condenatoria, hay besos que se dan con la mirada, hay besos que se dan con la memoria.

  • Soy seca, soy dura y soy cortante. El amor me hará otra contigo, pero no podrá rehacerme del todo.
  • Dame Señor la perseverancia de las olas del mar, que hacen de cada retroceso un punto de partida para un nuevo avance.
  • Yo te enseñé a besar, los besos fríos son de impasible corazón de roca. Yo te enseñé a besas con besos míos inventados por mí para tu boca.
  • Solo quisiera ser uno de los motivos de tu sonrisa, quizá un pequeño pensamiento de tu mente durante la mañana, o quizás un lindo recuerdo antes de dormir. Solo quisiera ser una fugaz imagen ante tus ojos, quizás una voz susurrante en tu oído, o quizás un leve roce de tus labios. Solo quisiera ser alguien que quieras tener a tu lado, quizás no durante todo el día; pero de alguna u otra forma vivir en ti.
  • Me voy de ti con tus mismos alientos: con la humedad de tu cuerpo me evaporo. Me voy de ti con vigilia y con sueño, y en tu recuerdo más fiel ya me borro. Y en tu memoria me vuelvo como esos que no nacieron ni en llanos ni en sotos.
  • Si no realizamos la cultura y la igualdad dentro de la escuela, ¿dónde podrán exigirse estas cosas?
  • La maestra que no lee tiene  que ser mala maestra: ha rebajado su profesión a un mecanismo de oficio, al no renovarse espiritualmente.
  • Más puede enseñar un analfabeto que un ser sin honradez, sin equidad.
  • No es nocivo comentar la vida con las alumnas, cuando el comentario critica sin emponzoñar, alaba sin pasión y tiene intención edificadora.
Frases de Gabriela Mistral para recordar
Rate this post